Semáforo

Se detuvo el tren un momento, a lo lejos en la calle de la ciudad, pude ver un semáforo; estaba en verde, cambió a ámbar, después al rojo. Pero no había ni automóvil, ni humano obedeciendo su señal.

Yo estaba muy lejos, y me daba igual qué indicara el semáforo, porque el tren donde iba, esperaba a que pasara el tren que venía de Vigo, porque por esta zona, solo hay una vía del tren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s