Vientos del Pueblo

El aire que mece
a los árboles, también
te despeina, levanta
el polvo de las tumbas.

Sube a la estratosfera,
mueve a las nubes,
dispersa la lluvia.

Hace temblar las pequeñas
alas de las mariposas y
vuelve a mecer a los árboles.

 

(En recuerdo de Miguel Hernández)