Cambiar la lluvia

En ocasiones, por las noches

paso a toda velocidad

como si fuera una nube

y cambio las gotas de lluvia

por palabras y flores

para que recuerdes

que siempre hay alguien

que piensa en ti.

Anuncios
Cambiar la lluvia

Debía ser naranja

Nos dejó de herencia
el color naranja.

Llovía mucho para
llevarle flores.

María, María.
Sin el naranja María.

Sin el sol,
sin María
sin flores

y con un poco
menos de tiempo
María.

Debía ser naranja

Ternura

Caiste porque eras muy terco, volviste a tocar el piano porque eras muy terco.

Con lágrimas en los ojos pediste perdón y dijiste: te quiero. Porque la ternura se te derramaba.

La ternura era tu belleza.

La ternura bebió contigo tus últimos sorbos de agua.

Y te dije adiós con todos los sonidos.

Ternura

Aires da terra

Los gallegos cuando dicen “aires da terra”, saben de qué hablan. Es un aire frío, lejano, atlántico, húmedo, con aroma de mil civilizaciones, con sabor a todos los manjares del mar.
 
Aire misterioso, que es preludio de tempestades, preludio de la vendimia, recadero, y que inspira a todos los soñadores.
 
Puede que también sea el culpable de la “morriña”.
Aires da terra

Melón

¿Cómo convertirse en un melón?

Encuentro atractiva la vida de un melón.

Un melón es redondo y ya,

sabe todo lo que tiene que saber para ser un melón,

un buen melón,

un melón digno.

Se adapta a lo que haya que adaptarse o de lo contrario sencillamente desaparece.

No lo gobierna ni lo juzga otro melón.

Además, en su punto, es delicioso.

Melón