Debía ser naranja

Nos dejó de herencia
el color naranja.

Llovía mucho para
llevarle flores.

María, María.
Sin el naranja María.

Sin el sol,
sin María
sin flores

y con un poco
menos de tiempo
María.

Anuncios

Ternura

Caiste porque eras muy terco, volviste a tocar el piano porque eras muy terco.

Con lágrimas en los ojos pediste perdón y dijiste: te quiero. Porque la ternura se te derramaba.

La ternura era tu belleza.

La ternura bebió contigo tus últimos sorbos de agua.

Y te dije adiós con todos los sonidos.

De blanco y rayas rojas

Toc, toc, y un desliz. toc, toc y un desliz, no pude evitar asomarme desde aquel cuarto piso, del cuántico edifico anaranjado de la colonia Narvarte.

Abajo, una lejana figura, de blanco y rayas rojas, danzaba con los patines en la superficie gris del estacionamiento.

Sabía que sabía que la miraba.

Entonces le quedaban un puñado de veranos más.

Aires da terra

Los gallegos cuando dicen “aires da terra”, saben de qué hablan. Es un aire frío, lejano, atlántico, húmedo, con aroma de mil civilizaciones, con sabor a todos los manjares del mar.
 
Aire misterioso, que es preludio de tempestades, preludio de la vendimia, recadero, y que inspira a todos los soñadores.
 
Puede que también sea el culpable de la “morriña”.

Melón

¿Cómo convertirse en un melón?

Encuentro atractiva la vida de un melón.

Un melón es redondo y ya,

sabe todo lo que tiene que saber para ser un melón,

un buen melón,

un melón digno.

Se adapta a lo que haya que adaptarse o de lo contrario sencillamente desaparece.

No lo gobierna ni lo juzga otro melón.

Además, en su punto, es delicioso.

Nudo de corbata

Para cambiar al mundo, favor de rellenar este formulario.

En caso de querer cambiar al mundo, recuerda hacerlo en horario de oficina, de lunes a viernes de 8 a 2 y de 4 a 7, sábados de 8 a 2.

Para cambiar el mundo hay que lavarse las manos antes de cada comida.

En caso de querer cambiar el mundo, hay que cuidarse los triglicéridos. 

El mundo no se cambia en domingo, ni en verano porque hace mucho calor.

Para cambiar el mundo debes de tomar el ticket y esperar tu turno.

Las reglas de etiqueta dicen que para cambiar el mundo lo más apropiado es usar camisa blanca y corbata negra.

Cambiar el mundo reduce el colesterol y es bueno para el correcto funcionamiento de los ganglios linfáticos.

Si cambias el mundo te damos 2500 puntos extras en tu tarjeta travelclub.